Hackstory.es Paranoia.com (extended)

From Hack Story

Revision as of 17:16, 1 August 2013 by Merce (Talk | contribs)
Jump to: navigation, search

Sorprende, y mucho, que la primera noticia que aparece en los medios españoles, relacionada con la seguridad informática, deje en buen lugar a los hackers. Pero así fue, como excepción que confirma la regla, o como la suerte del novato. El 13 de octubre de 1995 prensa, radio y televisión destacan en sus boletines una curiosa noticia: tres estudiantes de Telecomunicaciones descubrieron un agujero en el servidor web de La Moncloa y se ofrecieron a repararlo.

Los protagonistas eran Álvaro Martínez Echevarría, de 23 años, quien oficialmente descubrió el agujero, junto con Roberto Lumbreras y Juan Céspedes. Martínez avisó al responsable en Moncloa, Juan Manuel García Varilla, y le ofreció solucionar el problema. Sorpresivamente también, García Varilla no se enfadó ni les amenazó con denunciarles por andar mirando en su red, sino todo lo contrario: aceptó su invitación. Tampoco los medios de comunicación, que sabían más bien poco de redes e informática, se rompieron la cabeza en pensar qué estaban haciendo aquellos chicos cuando descubrieron el agujero. Para "El País", por ejemplo, no era más que "un barrido rutinario de Internet" (Oh My God!).

El pasado agosto, mientras llevaba a cabo un barrido rutinario de Internet, descubrió que la ventana Moncloa tenía un serio fallo de seguridad. Esta ventana lanza a Internet información general sobre las actividades de Presidencia del Gobierno.[1]

Un año después, en septiembre de 1996, el diario "ABC" publica un impactante reportaje que titula "ABC demuestra la inseguridad informática de los principales organismos del estado" y explica que dos hackers han mostrado a los redactores cómo de fácil es entrar en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), el Boletín Oficial del Estado (BOE) y La Moncloa, gracias a un agujero en un fichero de Unix, PHF, que estos organismos no han solventado, y a las débiles contraseñas que usan sus administradores y usuarios.

Según ABC, después de la demostración las contraseñas se han puesto a disposición de un notario. Los hackers no han hecho nada, pero podían haber hecho: robar información, sacarse un título en la UNED, cambiar leyes en el BOE, cambiar la agenda del presidente del gobierno... El reportaje acaba con una frase lapidaria:

Hoy por hoy, la seguridad informática en España es poco más que una quimera.[2]

LA SEDUCCIÓN DE LO PROHIBIDO

Notas

  1. Un 'agujero' en La Moncloa. Iñigo More. "El País" (13-10-95)
  2. ABC demuestra la inseguridad informática de los principales organismos del estado. J.M. Nieves, R. García, A. Rodríguez. "ABC" (29-09-96)
Hackstory.es - La historia nunca contada del underground hacker en la Península Ibérica.