Wau Holland

From Hack Story

Jump to: navigation, search

Wau Holland (Herwart Holland-Moritz) fue el fundador y presidente del alemán Chaos Computer Club (CCC), el principal grupo hacker de Europa. Murió el 29 de julio de 2001 por enfermedad, a los 49 años.

Wau Holland con Mercè Molist, fundadora de Hackstory, en el Hackmeeting de Milán, en junio de 1999

Holland fue un visionario que, en sintonía con los hackers norteamericanos de los 80, que estaban creando los primeros ordenadores personales, quería dar acceso a la mayor gente posible a los ordenadores. Para él la tecnología era un instrumento social y de denuncia política, además de un nuevo medio que sobrepasaría y aglutinaría al resto. Y es que Holland era tan intelectual como hacker. Sus artículos en diversas revistas de informática le permitieron ponerse en contacto con otros como él y a través del periódico alemán Die Tageszeitung hizo un llamamiento a quien estuviese interesado en crear un grupo.

Así fue como en 1981, en el Berlín Oeste, en las oficinas de este periódico de izquierdas nació el Chaos Computer Club. Holland había leído la reciente obra de Hakim Bey The Temporary Autonomous Zone, Ontological Anarchy, Poetic Terrorism, que commovió a los intelectuales alternativos de la época, especialmente a la élite informática de la que formaba parte Holland. Bey postulaba la creación de lo que llamaba Zonas Temporalmente Autónomas y Holland creó el CCC como una de ellas. Posiblemente no contaba con que 30 años después seguiría en pie.

Bajo la presidencia de Holland, caracterizó al CCC el uso de los medios de comunicación para denunciar casos de inseguridad informática donde, sin la presencia de los mismos, la denuncia podría haber puesto en peligro al grupo. Por otra parte, Holland prestaba mucha atención a cómo la tecnología podía incidir en lo político social. En la web de la fundación que conserva su memoria le llaman "filósofo de la información".

Holland convirtió al CCC en algo diferente, muy alejado de los grupos norteamericanos que simplemente se reunían semanalmente en un sitio o los clanes de hackers adolescentes cuya misión era asaltar servidores ajenos. No dudó en dar charlas al gobierno, grupos políticos que se lo pidiesen o empresas.

Holland luchó contra las protecciones anticopia y todas las formas de censura y por una infraestructura de la información abierta. Pasó sus últimos años en centros para jóvenes, enseñando a los niños la ética y ciencia del hacking.[1]

Holland y su Chaos Computer Club se dieron a conocer públicamente cuando, en 1984, acababa de ponerse en marcha el primer servicio "online" en Alemania, BTX, propiedad del servicio postal germano. El CCC descubrió una vulnerabilidad en aquella red y avisó al servicio postal, que lo ignoró. Entonces, Holland y su amigo Steffen Wernry entraron en la red, simulando ser un banco alemán, y robaron 134.000 marcos. Inmediatamente después llamaron a la televisión alemana y devolvieron el dinero. Fue un escándalo recordado durante años.

En 1989, el CCC se convirtió en protagonista de un libro: El huevo del cuco, de Clifford Stoll, que explica cómo diversos hackers, liderados por Karl Koch, afiliado al CCC, robaban información en sistemas de Estados Unidos y la vendían al KGB, a cambio de dinero y drogas. Es el primer caso conocido de ciberespionaje y fue una gran decepción para Holland.

En sus últimos días trabajó en la introducción del sistema operativo libre GNU/Linux en las escuelas. El CCC lo glosó así después de su muerte:

Un filósofo, un visionario, un maestro, siempre alerta a las autoridades, las leyes y los colectores de datos. Has demostrado las posibilidades y peligros de la era de la información, con tus actividades y opiniones a veces radicales, sin perder la distancia crítica ni dejarte corromper.


Contents

Wau Holland según David Casacuberta

Wau Holland describió los primeros intentos de hacking que se originaron inicialmente desde una esfera lúdica. En este sentido, se centró sobre el abuso de las redes telefónicas en los años 60s para poder ahorrarse los impuestos de las llamadas telefónicas a distancia, un método que consistía en seleccionar la red telefónica de una ciudad A y extraer la línea a una ciudad B lejana pagando sólo una llamada local.

Expuso los presupuestos fundamentales para un correcto hack del modo siguiente:

1) Técnicas de transmisión 2) Técnicas de almacenamiento 3) Red

Para Wau Holland, el hacking fue posible en Alemania a partir de 1979, después de que en EEUU ya se dispusiera de una literatura altamente desarrolllada del mundo del hacking. A través de una revista de ordenadores americana estableció contacto con hackers en Kiel que dio pie a que, al mismo tiempo se formaran diversos grupos interesados en el tema hacker. En estos grupos se daban cita, por un lado, aquellos que sólo se preocupaban por los aspectos técnicos y, por otro lado, concurrían otros que también se plateaban preguntas sociales como por ejemplo "Cómo sería el mundo si todo el mundo tuviera correo electrónico".

Por estas fechas, Wau también escribió un artículo sobre las TAZ. Dado que este tema tuvo gran eco entre los lectores surgió la idea de su institucionalización, es decir, encontrar un nombre y organizarse también entre ellos con el objetivo de establecer contactos interregionales.

Así surgió en 1981 el CCC a través de una indicación en el TAZ. Cuando Wau Holland expresó su voluntad de fundar una revista electrónica en un artículo taz se pusieron 80 personas en contacto con él para recibir un ejemplar de antemano. De esta manera surgió"Datenschleuder I" (acelerador de datos), en el que se encuentra la frase "El ordenador no es sólo un juguete y una herramienta, sino que también es un nuevo medio", que a juicio de Wau aún hoy muchos no han llegado a comprender.

El Datenschleuder ya tenía entonces múltiples observadores, ya que muchas instituciones estaban interesadas en criminalizar el hacking. Seguidamente, en el BTX se creó un nuevo lugar de encuentro para los integrantes del CCC. En un inicio un integrante consiguió desbordar la memoria del sistema BTX generando un loop infinito. Sin embargo, esta acción no encajaba plenamente con el espíritu del CCC que preferentemente se concentra en detectar errores antes que operar de forma destructiva.

Cuando el CCC comprobó que un e-mail enviado por BTX todavía era modificable una vez que ya había sido leído se dirigieron inmediatamente a una dirección partiendo de la idea de que aquellos a quienes iba dirigido el mensaje se comportarían de forma ordenada. Entonces hackeaban en el ordenador de la policía intentando demostrarles a los policías el error en el BTX, haciéndoles ver como alteraban el contenido del mail que les habían enviado a través de una llamada telefónica.

De este modo los encargados de la protección de los datos recibieron la notificación de solventar este error, con lo que el CCC alcanzó su objetivo, ya que eran de la opinión de que un sistema de comunicación por el que se pagan terribles sumas de dinero debería ser lo más seguro posible.

Otro gran acto hacker con repercusiones se llevó a cabo en un banco de Hamburgo, en el que consiguieron extraer cien mil marcos durante una noche a través de un error del sistema, haciéndolo posteriormente público lo que llevó a que días después la ZDF (canal de televisión pública alemana) les visitaran en su domicilio para hacerles una entrevista. Esto les enfrentó de repente con el nuevo problema de los medios ya que con la difusión mediática de sus acciones se veían obligados a hacerse responsables de las mismas.

Cuando en 1985 algunos integrantes del CCC convocaron a los Verdes para discutir el tema de la simplificación de la comunicación con ordenadores interconectados se les acusó al CCC de ser un brazo de la industria. También otros partidos políticos, incluso hasta la CDU, que se conectó en 1985, emitió juicios parecidos lo que llevó al CCC a desarrollar un sentimiento general de escepticismo frente a la política. El CCC mantiene con firmeza y también un poco de humor sus normas y las utiliza, por ejemplo, para la fundación de "asociaciones" para la exigencia de una telecomunicación libre, con lo que persigue ir desmantelando paulatinamente el monopolio federal de correos y telecomunicaciones.

El hack que conmovió mayormente a la opinión púbica es el de la irrupción en más de cien computadores de la NASA, que fue posible gracias a un error en el sistema operativo y la introducción de un caballo de troya. El CCC extrajo listas de contraseñas y topó sorprendentemente con otras contraseñas de Alemania, Inglaterra, Francia e Italia. Este hecho sobrepasaba las intenciones del CCC y se puso en contacto con el Ministerio del Interior para que los yanquis no supieran nada de este hecho a través de los medios. Este asunto discurrió por cauces relativamente moderado ya que los hackers del CCC no llevaron a la práctica ideas locas como por ejemplo intercambiar el contenido de los discos duros de la NASA y la ESA.

De hecho, la conexión industria-política y el pequeño hacker ha funcionado hasta la fecha relativamente bien. Este congreso debe incentivar el intercambio y los organizadores confían en que esta relación familiar no se vea afectada por otros espacios en los que el congreso tendrá lugar este año.

David Casacuberta, presidente de FrEE

Breve biografía de Holland

http://www.thestandard.com/article/0,1902,28349,00.html

By Boris Groendahl Berlin Bureau Chief July 30, 2001

The year is 1981. IBM still has to introduce its first Personal Computer. The movie "WarGames" and Steven Levys book "Hackers," which will make the self-description of alternative computer nerds a household name in the U.S, are two years away.

In Western Berlin, in the offices of the left-wing daily "die tageszeitung," fringe computer hobbyists are sitting at a conference table, sharing their knowledge of early computers and computer networks.

They followed the call of Wau Holland, a bearded, balding man in dungarees who looks more like an eco-warrior than an electronics enthusiast. The assembled group is about to found the Chaos Computer Club (CCC) and go down in computing history.

Twenty years later, the CCC now has to continue without its honorary president Wau Holland, also known as Herwart Holland-Moritz. Holland suffered a stroke in late May and fell into a coma; he died Sunday morning, age 49.

Read today, Hollands editorial that appeared in the first issue of CCCs magazine "Datenschleuder" (roughly: "data sling") back in 1984 appears almost visionary. For him and for the CCC, the computer was already not merely a technology but "the most important new medium." He held that "all existing media will be increasingly networked through computers, a networking which creates a new quality of media."

The first and foremost goal of the hackers association was to promote this new medium, by "distributing wiring diagrams and kits for cheap and universal modems." What should have earned the CCC a medal for the advancement of the information society, however, got him in conflict with the arcane German telecom law. At the time, as Holland remembered later, "the prolongation of a telephone cable was considered worse than setting off an atomic explosion."

Involving everybody, not just big government and big business, into the information revolution, ways always Hollands and the CCCs main goal. Its first famous hack was performed 1984 on Germanys first online service Btx, an atavistic network operated by the German postal service. The CCC found a security hole in the network, but the postal service didnt react to the warning.

So Holland and his colleague Steffen Wernry logged in, masquerading as a German savings bank, and downloaded their own billable Btx page all night long. When the tab got to 134,000 deutschmarks, they stopped the program and called German TV Btx had its first scandal only months after its launch, and it wouldnt recover for more than a decade.

The Btx hack, as it became known later, would become a pattern for every CCC action. Holland, in particular, was at least as media-savvy as he as he was computer literate. Whenever the CCC hacked into regions he wasnt supposed to see, he sought protection by seeking public attention, and used them to warn of weak security and insufficient data protection.

Though only a few of Waus CCC comrades shared his political background most joined the club as regular electronics nerds he shaped the German hackers association into a unique institution, incomparable with the U.S. hacker scene. The CCC is different from both the technology-oriented Homebrew Computer Club that gave birth to the PC in the '70s, and the cracker gangs that dominated media attention in the early '90s.

Holland taught his fellow CCCers to never hack for profit, to always be open about what they were up to, and to fight for an open information society. He was deeply embarrassed when some CCCers sold their discoveries from within the U.S. military computer network to the KGB. This incident and the subsequent discussions in the club brought the next generation to the CCCs helm.

While the new leadership has a less strict moralistic, more postmodern sense of hacking, it remains true to the CCCs political objectives. Holland became the clubs honorary president. Under his stewardship, the CCC gained considerable status in German politics, with its speakers invited by the parliament, telecoms firms, banks and even the secret service.

An online condolence book for Holland has over 450 entries so far. http://www.digitalis.org/wau/list.phtml

Obituario de Wau Holland en la web de CCC

[chaos update] Wau Holland ist tot.

               "Wir müssen die Rechte der Andersdenkenden
                           selbst dann beachten,
                     wenn sie Idioten oder schädlich sind.
                            Wir müssen aufpassen."



                  Nach kurzer schwerer Krankheit verstarb

                                  Wau Holland
                            Herwart Holland-Moritz
                     Alterspräsident des Chaos Computer Club

                          *20.12.1951   +29.07.2001


Wau, wie immer bist Du uns mindestens einen Schritt voraus.

Wir trauern um einen Philosophen, Freidenker, Visionär und Macher, der die Technik nicht als Selbstzweck, sondern als Dienst zur Kommunikation zwischen den Menschen verstand.

Voller Energie und immer wachsam gegenüber Obrigkeiten, Gesetzen und Datensammlern hast Du durch Deine oft radikalen Ansichten wie Aktionen vielen Menschen die Probleme und Möglichkeiten einer Informationsgesellschaft erst aufgezeigt.

Wau, Künstler des Wortes. Du konntest die Dinge von den Füßen auf den Kopf stellen, und da standen sie auch gut so. Du hattest die Gabe, mit klarer, spitzer und humoriger Sprache Gesellschaftskritik tiefgründig auszudrücken. Man durfte sich glücklich schätzen, von Dir digital geschurigelt worden zu sein.

Du hast getan, wozu die meisten zu bequem sind: Du hast erst beobachtet und Dich dann konsequent für Deine Ansichten eingesetzt, ohne Deine positiv kritische Distanz zu verlieren oder Dich korrumpieren zu lassen.

Bei aller Polterigkeit warst Du ein herzlicher Mensch. Du hattest Charisma, konntest überzeugen und warst für viele Menschen und intelligente Lebensformen ein Vorbild. Du hast unser Leben inspiriert, warst vielen Anstoß, sich mit Computern sinnvoll zu beschäftigen, und hast unsere Weltanschauung positiv und kritisch geprägt.

Deine Gedanken, Ideen, Deine Tatkraft, Dein Durchhaltevermögen, die geradlinige Lebensweise im Kampf für die Meinungsfreiheit und Deine Aufrichtigkeit haben uns und vielen global denkenden Menschen eine erweiterte Sicht auf unsere Welt, ihre Gefahren und Chancen aufgezeigt.

Vielen Dank für Alles, lieber Wau. Wir machen hier noch ein bisschen weiter, es gibt ja so viel zu tun...

Familie & Freunde Chaos Computer Club Das Globale Dorf


Auf der HAL2001 Anwesende treffen sich Freitag abend um Wau zu gedenken. Die Beisetzung findet in einigen Wochen in Marburg statt. Kondolenzen und Hintergründe im Netz unter http://wauland.de . Wir bitten auch um Einsendung von Zitaten und Sprüchen Waus für eine Sammlung.

Notas

  1. Wau Holland. Wikipedia.es

Enlaces externos

Hackstory.es - La historia nunca contada del underground hacker en la Península Ibérica.