Dónde?

From Hack Story

Jump to: navigation, search

Dónde? (Directorio Online de España) fue el primer buscador de Internet español o, como lo llamaban sus fundadores, uno de los primeros mapas virtuales del ciberespacio español[1]. Se puso en marcha el 1 de junio de 1996 desde la Universitat Jaume I de Castelló (UJI). El equipo que lo llevó a la vida, trabajando de forma voluntaria, estaba formado por Jordi Adell, entonces profesor de Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación; Enric Navarro y Antonio J. Bellver, analistas del servicio de informática de la universidad; Carles Bellver, programador del mismo servicio de informática, e Ismael Sanz, becario del Grupo de Nuevas Tecnologías.[2]

Dónde? era una base de datos exclusivamente sobre recursos Internet españoles o relacionados con España y la información la proporcionaban los propios usuarios. Sus creadores lo concibieron como un experimento que llegó a su fin el 1 de junio de 1999.

Contents

El nombre

Dónde? se presentaba como acrónimo de Directorio Online de España pero en realidad el nombre era un guiño: hacía referencia a una frase original de Gertrude Stein[3], que William Gibson[4] usó para describir el ciberespacio:

En un libro de William Gibson titulado Mona Lisa Acelerada (Minotauro, Barcelona 1992, pág. 60) aparece la siguiente frase:
No hay un dónde, allí. A los niños se les enseñaba eso para explicar el ciberespacio.
Sin embargo, creemos que si que hay un "dónde" allí, muchos "dóndes", montones de "dóndes", demasiados "dóndes". Tantos, que es habitual sentirse "perdidos en el hiperespacio". En el ciberespacio español, "dónde?" puede ayudarle a orientarse.
Por otra parte, en inglés suena mejor: There is no there, there.[5]

Cómo nació

El antecedente de Dónde? fue el "Mapa de recursos Internet" de la Universitat Jaume I de Castelló, creado por el profesor Jordi Adell en 1993. Adell y su equipo habían puesto en marcha, en septiembre de este año, el primer servidor web de España.

En septiembre de 1993 lo más excitante del World Wide Web eran su novedad y las inmensas posibilidades de futuro que se le adivinaban. Pero el «universo de información accesible por la red» pregonado por Tim Berners-Lee desde el CERN era aún sólo una promesa. Había, en todo el mundo, menos de cien servidores públicos.
Ese mismo mes apareció en el directorio del CERN el primer servidor web localizado en España: el del Departamento de Educación de la Universitat Jaume I de Castellón (UJI). Sus responsables eran los mismos del primer servidor gopher español, instalado un año antes en esta misma universidad: un grupo informal integrado por Jordi Adell, del Departamento de Educación, y unos cuantos entusiastas del Servicio de Informática.
En diciembre había ya un total de 13 servidores web en España, todos ellos en universidades y centros de investigación conectados por RedIRIS. Jordi tuvo la iniciativa de situarlos en un mapa que funcionase como directorio visual de la Internet en España. Desde luego el diseño gráfico no era el punto fuerte del invento: la primera versión se digitalizó directamente de un mapa escolar del «Estado de las Autonomías» adquirido un rato antes. Pero eso era lo de menos: lo importante era el concepto. De hecho en cierta universidad de la cornisa cantábrica no tuvieron reparos en copiarse nuestro humilde mapa (!), con lo que alguien se ahorró treinta y cinco pesetas y el paseo hasta la papelería más próxima.[6]

En 1994 empezó el crecimiento exponencial de Internet en España y, con él, del Mapa de recursos Internet, que aumentó vertiginosamente sus entradas hasta el extremo que no cabían todas en un único mapa, habiendo de recurrir a mapas autonómicos por separado. Pero, en 1995, ni esta solución era suficiente.

Jordi consiguió convencer a unas cuantas personas para meterse a fondo en el tema. Íbamos a trabajar desinteresadamente y en nuestro tiempo libre, puesto que el grupo no tenía ningún tipo de reconocimiento ni respaldo oficial. Nuestra iniciativa podía ser entendida y apreciada en el resto del mundo, pero no necesariamente dentro de la Universidad, dónde se nos pagaba por hacer otras cosas. Aún así nos embarcamos, ilusionados por participar en algo nuevo e importante. Nuestra motivación era doble: mantener el directorio como un observatorio privilegiado de la evolución de la Internet en España y experimentar con algunas tecnologías de la información nuevas e interesantes, principalmente la indexación de textos y los lenguajes de etiquetas.[7]

La puesta en marcha

El primer paso fue dibujar el marco del proyecto, con una serie de pautas:

  • Limitar el ámbito del directorio a España: se trataba de poner límites razonables al volumen de datos que iba a manejar un sistema experimental.
  • Primar el registro voluntario de los recursos y su catalogación mediante descriptores elegidos por sus responsables, en vez de indexar indiscriminadamente todos los contenidos recuperados por un robot. O sea, una tercera vía entre Altavista y Yahoo.
  • Primar las búsquedas libres frente a las listas geográficas y/o temáticas predeterminadas.
  • Extractar información estadística de las búsquedas realizadas y los enlaces preferidos por los usuarios.
  • Basar el sistema en software libre y desarrollos propios.[8]
El equipo insistía especialmente en el carácter experimental del proyecto y en su intención de ir más allá de los buscadores dominantes en aquellos momentos en Internet.
"Dónde?" no es un robot (à la Lycos o Altavista), ni tampoco un catálogo temático de recursos (à la Yahoo!). Es simplemente una base de datos full text accesible a través de cualquier agente de usuario WWW.
¿Por qué no hay una clasificación temática como en Yahoo? Porque se trata de otro concepto. El objetivo de "dónde?" es la experimentación. Además, ya hay varios intentos de crear clasificaciones temáticas de recursos españoles y/o en castellano. pero la auténtica y verdadera razón, es que clasificar recursos es muy aburrido.[9]

El servidor sería un Apache y el motor se basaría en Wide Area Information Server (WAIS)[10], convenientemente modificado. Lo llamaron Simple y constaba de dos módulos: uno generaba y mantenía los índices de colecciones de documentos y otro se encargaba de las búsquedas, con soporte para lógica booleana y lenguaje natural.

Un índice Simple incluye, para cada palabra, información acerca de los documentos en los que aparece y en qué contexto, o sea, dentro de qué etiquetas. Esto nos permitía realizar búsquedas más inteligentes, por ejemplo hallar los recursos relacionados con cierto tema que estuviesen localizados en la Comunidad de Madrid, y sopesar mejor la relevancia: cuenta más una palabra en el título o en el URL que en la descripción, por ejemplo.[11]

El 1 de junio de 1996 Dónde? se ponía oficialmente en marcha, con 1.157 registros en la base de datos. A partir de entonces, Jordi Adell se encargó de su supervisión diaria.

Morir de éxito

El buscador vivió un crecimiento espectacular en los primeros meses, tanto de consultas como de registro de nuevas entradas. A principios de 1997 tenía ya 5.000 registros y 3,5 millones de accesos al mes. El tope se alcanzó dos años después, en junio de 1998, con 29.000 registros y casi 5 millones de consultas al mes. Dónde? estaba a punto de morir de éxito. Siguieron aumentando los registros pero no las consultas porque el servidor estaba colapsado.

No daba abasto, no admitía más usuarios. La solución pasaba por ampliar el servidor, remodelación a fondo de Simple y dedicar recursos humanos a la administración de la base de datos: una de las conclusiones que sacamos de nuestra experiencia es que asegurar la calidad de la información requiere revisarla y depurarla. Los filtros automáticos ayudan, pero no son terminantes.[12]

El equipo no tenía la infraestructura ni los recursos necesarios para poner Dónde? a la altura de las actuales circunstancias.

Nada de eso estaba en nuestras manos, desgraciadamente. Nuestro grupo, ya lo hemos dicho, era absolutamente informal. Carecíamos de infraestructura y recursos con los que afrontar la situación, complicada, además, por la feroz competencia en el reciente mercado de «portales»: uno no tenía nada que hacer si no ofrecía otros servicios además del directorio, como correo electrónico, noticias de actualidad, el parte meteorológico, etc. Demasiado para nosotros. Cuando empezamos a perder usuarios decidimos dar por terminado el experimento.[13]

El fin

Dónde? se cerró justo tres años después, el 1 de junio de 1999, con 44.563 registros en su base de datos.

Durante tres largos años nos habíamos divertido jugando con etiquetas e índices y habíamos recopilado abundantes datos estadísticos acerca de la evolución demográfica de la Internet en España y de los intereses y necesidades de los internautas.

El equipo se despidió con una carta pública que empezaba, como había empezado el servicio, con una cita de William Gibson:

El cielo sobre el puerto tenía el color 
de una pantalla de televisor 
sintonizado en un canal muerto.  
William Gibson, Neuromancer. 

En la carta, daban como motivos del cierre la falta de recursos materiales y humanos, el cansancio y la poca ética en el mundo de los buscadores:

Las razones que motivan el cierre de Dónde? son diversas: falta de recursos materiales y personales para ofrecer un servicio más eficaz, cansancio personal y colectivo, un panorama poco ético en el tema de las búsquedas de información en Internet (cobrando por aparecer al principio de la lista de resultados, etc.). En resumen, que el juego ya nos nos divierte como antes.[14]

La anécdota

Después de cerrar, el equipo mantuvo operativa la dirección donde había estado el buscador, http://donde.uji.es, para rememorar su historia. Allí cuentan una anécdota que permite entender las condiciones en las que vivió y murió ese breve, original e histórico buscador:

Antes de su cierre definitivo y oficial, dónde dejó de funcionar durante un par de días porque un operario del Servicio de Informática al que no le sonaba que aquello aún estuviese en marcha le dio al botón y apagó el servidor. Literalmente.
La anécdota es significativa. Durante sus tres años de existencia, dónde pasó relativamente desapercibido en la UJI. Luego, anunciamos el cierre y la abrumadora reacción del público sorprendió a todo el mundo y contribuyó a concienciarnos acerca de la importancia estratégica de las nuevas tecnologías. Algunos cargos se enteraron de lo que había significado dónde para los comienzos de la Internet en España y el mundo de habla hispana en general, y para la propia institución, cuando llegó un alud de mensajes de correo preguntando por qué cerrábamos, ofreciendo su ayuda si servía de algo, o expresando su pesar: éste fue su primer buscador, y aunque ahora ya no lo utilizaban mucho, lamentaban igualmente lo sucedido.

Notas

  1. Dónde?
  2. dónde? Quién lo hizo
  3. Gertrude Stein. Wikipedia
  4. William Gibson. Wikipedia
  5. dónde? FAQ Original
  6. dónde? Cómo se hizo
  7. dónde? Cómo se hizo
  8. dónde? Cómo se hizo
  9. dónde? FAQ Original
  10. WAIS
  11. dónde? Cómo se hizo
  12. dónde? Cómo se hizo
  13. dónde? Cómo se hizo
  14. dónde? Epitafio

Enlaces externos

Camisetas Hackstory
Hackstory Twitter Hackstory Facebook